Ciencias del Desarrollo

Bienvenido!!!

Esta es el blog personal de Marcelo Flores Yañez no representa a la carrera de Ciencias del Desarrollo.
Aquí podras encontrar informacion sobre la carrera de Ciencias del Desarrollo, consultar fechas de admisión y otros.
Esta es una pagina estudiantil.

domingo, 24 de julio de 2011

PEQUEÑA RESEÑA HISTORICA DE LA RELIGIÓN EN EL TERRITORIO BOLIVIANO


PRIMERA PARTE

El territorio Boliviano tenía un grupo grande de sociedades que obviamente no creían en el “dios de los judíos”, cada una de estas había interpretado el mundo de una forma y había delimitado las bases de sus valores y en general de su moral.

Cuando asistimos a seminarios o clases en universidades con tendencia indigenistas a veces nos vemos envueltos en una utopía, en una obsesión que refleja un mundo pasado, sin errores, sin destrucción, sin discriminación y sin racismo, pero si vemos objetivamente el pasado de nuestro territorio terminaríamos comprendiendo que no todo mal lo trajo el español y que por el contrario muchos males existían de raíz en esta tierra.

Si existieron problemas bélicos entre las etnias y en especial entre los señoríos aymaras, pero estos no llegaban más que a un tiroteo de piedras y de patadas que terminaban con la muerte de uno o dos personajes, acabando así con una batalla sencilla, que no tenía una tecnología ni logística militar como la tenían los europeos con sus armas de hierro y acero, es más las culturas sudamericanas tan solo llegaron a usar el bronce como el metal más duro no se alcanzo a tener la técnica para trabajar el hierro.

El Inca el mas discriminador de todos afirmo ser de una raza superior, ni siquiera la nobleza alcanzaba la magnificencia del propio inca, que era el máximo emperador, esta sociedad se considero sobre las demás y en realidad lo fue, sometió y esclavizo a tantas, creando así un imperio que a pesar de todo contenía en el más problemas de los que se imaginaba, esta era una cultura imponente dictadora, impuso su culto al sol casi como lo haría la española con ellos en un futuro, al final hasta tuvo un sentido religioso dominante, pero el inca no uso su culto a dios como una mecanismo de dominio, el tan solo se dedico a explotar los servicios de las otras culturas, el aymara entonces se veía por primera vez sometido, antes las existencias de un colonizador, este le cambiaba de religión de política y le mostraba un mundo distinto.

Pero el Aymara no termino dominado por el inca y su cosmovisión entre tantas dogmas nuevas de dominación logro hacer sobrevivir algunos rasgos de su cultura.
Más tarde llega el español con un contraste increíble de tecnología bélica, prácticamente 400 Soldados “Ebrios en busca de riquezas” terminaron con 4 millones de soldados del ejército inca.

Atahualpa reflejo la realidad de una religión fundada por el gran Constantino, el no pudo oír la palabra del dios en unas hojas forradas de cuero, los españoles venían de una sociedad experta en tomar el rechazo de su religión como sentido de ataque y valor bélico, Su reina acababa de ordenar una serie de torturas a los judíos de su país, prácticamente tan comparativo como el régimen del propio Hitler, torturo a los judíos que no se convirtieron en católicos y los expulso al resto sin derecho a llevar sus bienes con ellos.
Obviamente el español no tendría compasión con un emperador tribal, que estaba bañado de oro que pagaría de algún modo su falta de fe.

El indígena amazónico era más difícil de dominar el conocía y manejaba un técnicas que el Inca y peor el español no conocían, entonces la técnica de dominio y sumisión debería ser más efectiva, los ejércitos mandados terminaban perdidos en la selva y muriendo por ataques sorpresas, incluso terminaban devorados como dicen algunos relatos, entonces el reino de España decidió dejar de mandar militares y mandar religiosos. "Él conquistaba para España y para Dios".

El régimen religioso funciono, de repente el agresivo y hasta caníbal indígena se convirtió en un fiel peón católico, término trabajando y produciendo a favor de este, pero la estrategia religiosa fue mas allá, al indio occidental el dominado bélicamente, había que domarlo como quien doma a una fiera, se debía de parar o prevenir cualquier rebelión, así que ha ellos también se los impuso la religión simulando un acto de humanidad que los salvaría y los llevaría al cielo.

La iglesia de Curahuara de carangas nos muestra con evidencia física como las iglesias dirigidas a los indígenas contenían mas dibujos de infiernos, con la intención de asustar a los indígenas, recordemos que el indígena más duro de dominar en su comportamiento no fue el amazónico, sino el URU Chipaya,, este descendía de un linaje distinto a los aymaras e Incas su lengua nos dice que está vinculado sanguinamente a los indígenas amazónicos, fue tan rechazado por su comportamiento que hasta los aymaras los despreciaban, incluso los calificaban de sucios y hediondos, este indígena fue para el español difícil de dominar “algunos relatos cuentan que los españoles les hacían pagar tributos en pulgas para que por lo menos se aseen.
¿Cómo dominar a un indígena al que los propios indígenas creen es demasiado tosco para entender?

Ni siquiera la religión cambiaba la cosmovisión de un URU que era un hombre del agua acostumbrado a una vida libre, había que modificar su miedo al dios Judío, para que este temería al castigo, fue tan fácil como disfrazar a un español del Patrón de España “San Santiago” montarlo en un caballo banco y hacerlo bajar como un espíritu decapitando y pisando indígenas con su caballo, esto de hecho asusto demasiado a los URUS y también a los aymaras, hasta ahora en comunidades lejanas como Irupana, tienen al Santo asustando a los pobladores con caballos gigantes dentro de las iglesias.

Ahora después de cientos de años podemos ver una cruda realidad, el español ya se ha retirado llevándose el oro del Potosí y erradicando sobre todo el raciocinio indígena, el ha creado un rebelde catolizado que ha abandonado sus creencias para crear un “fush” de identidades a los que ahora llamamos “cultura boliviana”, pero esta cultura no es más que la mala selección de los vicios españoles, “Eso pasa cuando se manda a ladrones ebrios y mujerzuelas a conquistar un continente”  El aymara no era u vicioso del Alcohol y tampoco lo eran el resto de las etnias, incluso me atrevo decir que el indígena sudamericano amaba el conocimiento, en especial el andino, había encontrado solución a problemas de la vida agrícola, produciendo en tierras estériles , innovando con tecnología en su medio, pero el español lo volvió más crédulo mas fantasioso, era difícil para el nativo el escuchar los truenos de cañones inmensos, para colmo el español era lo ideal como conquistador, no solo era sádico y católico además era visualmente más atractivo, cuando muchos los vieron como sanguinarios esclavizadores, un tanto pequeño los vio como salvadores y un grupo de mujeres como bellos sementales, una visión que hasta ahora perdura “lo blanco bello, lo negro feo”, pero las cosas no se quedarían ahí, el coloniaje no solo dio un retraso y un genocidio, además creo una excusa para el nativo, desde ahora el se escudaría por un lado en el vicio de la cerveza y por el otro acusaría de su fracaso a quienes le dejaron incrustado el subdesarrollo.

Pero misteriosamente no diría nada de la religión, de ese virus metido que evoluciono en el nativo boliviano de hoy en día, “las religiones crecen se reproducen y luego cambian de nuevo” y podemos ver el claro ejemplo del catolicismo en Bolivia, primero la iglesia católica era la sádica adoctrinadora, la inquisidora de los indios pecadores, para luego convertirse en la co-libertadora de Bolivia, esta nada sagrada institución, la masacradora “la puta de babilonia” se vio feliz de haber destruido la competitividad indígena, ya tenía el collar puesto sobre  el cuello de miles de indígenas, una iglesia en cada población y un padre a cargo de sus ovejas.

Pero la envidia de poder es grande, no solo la constituida iglesia católica merecía apropiarse de los collares de mando, (collares que además defienden a los que jalan del borde), la mala formación fue establecida de nuevo y los protestantes ingresaron junto a los derechistas, en esa visión conservadora, que calificaba a los indios ebrios católicos en pecadores, pero que ahora viste de millones de dólares sus instituciones.

El nativo ahora es devoto de mil santos o miembro de una cara iglesia protestante donde es mejor gastar miles en viajes para hablar de dios que ayudar a los pobres, las estadísticas indican que la mayoría de las iglesias protestantes están en La Paz y El Alto, para seguir en Santa Cruz, las tres ciudades campeonas en delitos, robos y borrachera.

Ahora aparecen los grupos indigenistas que hablan de “descolonización”, pero no pueden hacer nada con los dogmas religiosos.

Marcelo Flores Yáñez